Los factores de reglas argentinos Eruca sativa hablan honestidad, por qué «Glee» es «abuso»

Cuando se trata de la banda argentina Eruca Sativa, el grupo no se rige por reglas. O tal vez sí tiene uno, lo que implica romper cada uno de ellos.

Lula Bertoldi, Brenda Martin y Gabriel Pedernera encuentran la diversión en coquetear con diferentes géneros, desde el folclore hasta el EDM, desde el grunge hasta el hard rock. Pero obviamente, dado que es solo un juego de cortejo, no se conectan con ninguno. En otras palabras, Eruca necesita los signos, las etiquetas y los clichés para ignorarlos.

La banda teje los géneros y los combina con los riffs crudos que se infiltran en el virtuosismo técnico de su quinto álbum, Barro y Fauna de 2016, grabado en Los Ángeles. Dedicado a Emilia Rufino y Julin Sorn Brenda y Lulas children, respectivamente, el disco revive el desenfreno de los tres primeros LP y lo ajusta al sonido electrónico en Huellas Digitales , grabado en vivo en 2014. Es en esa fusión donde reside el secreto de su originalidad. .

Relacionado

Los Rolling Stones sacan un clásico raro en la parada de la gira de Múnich

Con trabajo de Adrin Sosa, este es el primer disco de Eruca que no ha sido producido por ellos. Fue una buena decisión: su tema Nada Salvaje fue nominado como Mejor Canción de Rock en los Latin Grammys 2016. También ganó el premio al Mejor Videoclip en los Premios Gardel de Argentina del mismo año. Barro y Fauna también ganó Mejor Álbum de Rock Grupal y Producción del Año en los Premios Gardel 2017 en junio, donde también fueron nominados a Canción del Año.

¿Crees que hoy en día la producción está conquistando canciones?

Brenda Martin: No debería suceder. La palabra ganar implica un desequilibrio, ya la hora de componer una cosa no debe ser más importante que la otra. En nuestro caso, algunas de las canciones de Barro y Fauna necesitaron más trabajo que otras para embellecer lo que tratábamos de decir. Nos dimos el gusto de vestir nuestras canciones de una manera que nunca antes habíamos pensado.

Hay un cambio en el paradigma de la música, en la forma de consumir, componer y vender. La tendencia en la composición se está orientando hacia una forma más digital y electrónica. ¿Estás de acuerdo?

Gabriel Pedernera: Estas herramientas deben ser utilizadas con un fin artístico. El problema de la tecnología es que a veces se usa para tapar fallas, lo mismo sucede con Auto-Tune o Photoshop. Photoshop es una herramienta increíble si lo usas para mejorar algo que ya es bueno, pero si quieres que alguien de 70 parezca de 18, pues es un poco más complicado. Tengo una lucha personal contra Auto-Tune en casos como Glee , donde afinan las voces a la perfección. Nadie puede cantar como lo hacen en ese programa de televisión: es imposible mantener una nota con esa precisión durante 45 segundos. Eso es abuso.

Tienes una relación muy estrecha con tus fans. ¿Piensas en ellos cuando compones?

Lula Bertoldi: No a la hora de componer. Somos conscientes de nuestros fans, pero eso no significa que componamos para ellos. La verdad es que siempre pensamos en la música que nos gusta, la que nos representa y luego les toca a ellos que les guste. La idea es ser musicalmente honestos y no ir siempre por la apuesta segura, queremos salir de los límites y ver qué pasa.

Pedernera: Incluso si lanzamos algún material que nos gusta mucho, pero a algunos de nuestros fans no, también es positivo. Significa que algo ha cambiado. Y eso es genial, porque odiamos repetirnos.

Expones tus puntos de vista sobre ciertos temas sociales. Lula, por ejemplo, participó en un acto a favor de las Abuelas de Plaza de Mayo, en contra de la reducción de la pena de exmilitares condenados por crímenes contra los derechos humanos durante la dictadura argentina hace cuatro décadas. ¿Alguna vez has pensado en hacer canciones políticas?

Pedernera: Nuestras canciones expresan nuestra visión del mundo en general. De todos modos, son libres de interpretación: el proceso artístico comienza en el artista y termina en quien lo recibe. Si limitas demasiado a tu oyente, le estás cortando las alas.

¿Se considerarían una banda conceptual?

Martin: La palabra concepto rompe la espontaneidad. Nuestro concepto tiene que ver con lo que dice Gabi: el receptor tiene que terminar de construirlo. Hemos pasado por discos en los que trabajábamos con un objetivo en mente, y lo hilvanábamos todo de tal manera que todo tenía que ver con todo.

Ahora, estamos pasando por una etapa de no concepto, a ver qué sale, la espontaneidad en todo eso incluso elegimos la frase Barro y Fauna como título del disco al final de todo el proceso creativo. . Era la primera vez que trabajábamos así: los discos anteriores tenían un nombre desde el principio.

Video:

Ir arriba