DJ/productor Sting International reflexiona sobre su carrera pionera

Con solo cinco años, Shaun Sting International Pizzonia coleccionaba discos y pinchaba para sus amigos. Antes de cumplir 10 años, instaló sus propios tocadiscos y parlantes. A los 16 años le pidieron que pinchara en una fiesta de Navidad de la WBLS FM (107.5 FM) de la ciudad de Nueva York celebrada en Studio 54, pero la madre de Shaun, una coleccionista de discos de la que heredó su pasión por la música, tenía otras ideas. Fue al prestigioso club de Manhattan para recuperar a su hijo menor de edad y llevárselo a casa.

Shaun cumplió a regañadientes las órdenes de su madre, pero su estadía sería breve. Esa fue la noche en que salí de casa, era la Navidad de 1984. Dormí en el metro todo el invierno, recordó Sting International en una entrevista reciente con Nosotros en un restaurante del centro de Manhattan. Me cortaron los bolsillos, me golpearon la cabeza, me desperté con una mano de pervertido en mi rodilla y estaba tan frío como la mierda. Pero sabía lo que quería, y no lo encontraría sentado en casa bajo el régimen de mi madre, así que no me importaba lo que tenía que pasar para conseguirlo.

En la primavera de 1985, el adolescente decidido tenía su propio apartamento y en 1987 se convertiría en uno de los DJ de club más solicitados de la ciudad de Nueva York, conocido por su amplio conocimiento en numerosos géneros. Sin embargo, el papel fundamental de Sting International en llevar el reggae y el dancehall a las audiencias principales, como DJ de club y de radio, a través de las producciones que encabezaron las listas Hot 100 para Shaggy (incluyendo Angel, con Rayvon y It Wasnt Me, con Rik Rok) y más recientemente en (the otro) El álbum colaborativo de Sting y Shaggy 44/876 desmiente su preferencia por permanecer tras bambalinas. No creo haber hecho dos entrevistas en todos estos años y nunca he hecho una como esta donde hablo de mi vida; Siempre he sido discreto, solo toco música y produzco discos, explicó. Sting International en la cabina de DJ de The Underground, Union Square, Nueva York, a fines de la década de 1980. Cortesía de Sting Internacional

Shaun escuchó una amplia variedad de música mientras crecía en Brooklyn en la década de 1970 y principios de la de 1980. Su madre tenía una vasta colección de discos de doo-wop, Motown, jazz y reggae de la década de 1950; sus hermanas escuchaban discos de rock y new wave y entre sus compañeros había R&B, funk, pop, disco, early house y dancehall reggae. Shaun reunió estos sonidos de gran variedad dentro de sus conciertos de DJ, inicialmente usando el nombre de Shawny D. Se le ocurrió Sting International a principios de 1987 como un acrónimo de un consorcio de DJ: Shaun, Tony, Ian y Gary. Puse una N allí y obtuve STING, y le agregué International porque sonaba jodidamente grandioso y a todos les encantó. Tony e Ian se retiraron y Shaun y Gary Wint, como Sting International, construyeron un gran número de seguidores leales en los clubes de Brooklyn; aseguraron su primera residencia en Club Illusion, propiedad del padre de Gary, Raymond Wint. En poco tiempo, tenían compromisos en los locales nocturnos de Manhattan, incluidos Silver Shadow, The Red Parrot, Bentleys y The Latin Quarter.

En 1987 llegó un punto de inflexión para Sting International y, por extensión, para el dancehall reggae. Gary formó una familia y tomó un trabajo de tiempo completo, mientras que Shaun consiguió una residencia en The Underground los viernes por la noche, promovida por la personalidad de radio Dahved Levy, actualmente el presentador de Caribbean Fever en WBLS. Como el único DJ de Sting International, Shaun tocó una mezcla vibrante de dancehall, reggae y soca junto con house, hip-hop y R&B, lo que atrajo a una clientela estadounidense y caribeña al club del bajo Manhattan, así como a varias celebridades, entre ellas Grace Jones, LL Cool J, Eddie Murphy y Mike Tyson. Jay Dixon, que entonces trabajaba en producción en WRKS (KISS) 98.7 FM, visitó The Underground un viernes por la noche y quedó impresionado por el tamaño de la multitud (semanalmente entre 1500 y 2000 patrocinadores) y su entusiasmo por la música. Con Sting también como director musical, muchas estrellas del dancehall de esa época hicieron su debut en Estados Unidos en The Underground, incluidos Shabba Ranks; El éxito cruzado de Shabbas en el mercado del hip-hop/R&B (a través de su acuerdo innovador con Epic Records) provocó un frenesí de firmas por parte de las grandes empresas que buscaban replicar sus logros con otros actos jamaicanos.

Relacionado

Álbum '44/876' de Shaggy & Sting: Desglose pista por pista

Dixon regresó a The Underground con algunos de sus colegas de KISS, incluido el entonces director del programa Vinnie Brown, y quedaron igualmente impresionados. Lo que vieron Jay y Vinnie impulsó (el formato R&B) a KISS a agregar una canción de dancehall a la rotación, Life (Is What You Make It), (del dúo británico/jamaiquino Frighty y Colonel Mite) y la respuesta fue excelente, recordó Sting. Un poco después de eso, Vinnie fue a una playa de la ciudad de Nueva York y todo lo que escuchó fue gente escuchando casetes de reggae dancehall y eso cambió todo. Vinnie llamó a Jay y le pidió que le enviara un mensaje: Dile a Dahved y Sting que estaban haciendo un espectáculo de música caribeña.

Hip-House Reggae, presentado por Dahved Levy, con Sting International (Shaun) seleccionando la música, debutó en KISS FM en 1990. Los programas de cuatro años proporcionaron una plataforma principal que antes no estaba disponible para reggae, dancehall y soca. Murray Elias, ex ejecutivo de A&R en el hip-hop indie Profile Records, el sello que lanzó Life (Is What You Make It) en los EE. UU., dice que la estrategia triple de Sting International fue crucial para ampliar la audiencia del dancehall reggaes más allá de su base principal de fans. . Sting desempeñó un papel enorme en el avance de la música como DJ de club, como personalidad de la radio y como productor, reflexionó Elias, quien también fue Sean Pauls A&R durante sus años en VP Records. Sting produjo muchos discos importantes que fueron acogidos por los DJ de hip-hop y club y creó un sonido híbrido de dancehall de Nueva York. Debido a que no era estrictamente un selector de reggae jamaiquino, estaba completamente involucrado en R&B, hip-hop y house temprano, tenía sensibilidades que los productores de reggae que vivían y trabajaban en Jamaica simplemente no tenían. Sting International en su estudio. Cortesía de Sting Internacional

Algunas de las primeras producciones de Sting incluyen Pose Off (Tan-Yah) de Red Fox con Screechy Dan, coproducida con su mentor, el difunto Philip Smart, y Big Up (Signet) de Shaggy con Rayvon; ambas pistas siguen siendo himnos del dancehall de Nueva York. En 1992, Sting creó Bedwork riddim (pista rítmica), con una muestra del tema de Peter Gunn de Henry Mancinis del programa de televisión de la década de 1950; sonaba diferente a todo lo que había en el dancehall antes o después. Sting dice que se despertó con ese ritmo en la cabeza y rápidamente llamó a los artistas de dancehall de Brooklyn con los que trabajó estrechamente, incluidos Redd Fox, Bajja Jedd, Screechy Dan y Shaggy, y les dijo que tenía algo que escuchar. Lo jugué y me miraron como si estuviera jodidamente loco, Sting se ríe. Entonces, de repente, estaban tratando de encontrar sus estilos en él. El nombre de riddim fue tomado del sencillo Bedwork Sensation de Bajja Jedd, pero fue Shaggy, entonces un infante de marina de los EE. Originalmente lanzado por Signet Records de la ciudad de Nueva York, Oh Carolina encabezó las listas en varios países y alcanzó el puesto 59 en el Hot 100.

Sting International lograría un mayor éxito con Shaggy, coproduciendo (con Shaggys y luego el gerente Robert Livingston) el álbum de platino ganador de un Grammy Boombastic (Virgin) lanzado en 1995. Sting tocó el bajo y creó el riddim irresistiblemente peculiar para la canción principal de Boombastic . , que alcanzó el número 3 en el Hot 100. Los mayores triunfos llegaron con Shaggys Hot Shot (MCA), que coronó el Top 200 durante seis semanas (no consecutivas) en 2001, tiene la certificación RIAA 6x Platinum y ha vendido más de 10 millones de copias en todo el mundo. ; Impulsado por los sencillos No. 1 Angel y It Wasnt Me, Hot Shot se convirtió en el segundo álbum más vendido de cualquier género en 2001, todos logros históricos para un artista jamaicano, su productor nacido en Brooklyn y para el dancehall reggae en general.

A principios de este año, los talentos de producción de Sting International llegaron a nuevas audiencias a través de su trabajo en (el otro) álbum colaborativo de generación de titulares de Sting y Shaggy 44/876 . Aunque las ventas han sido modestas para los estándares del ex líder de Police (y Shaggys), 44/876 es, con mucho, el álbum de reggae más vendido en varios años, con más de 41,000 unidades vendidas desde su lanzamiento el 20 de abril. En una declaración conjunta enviada por correo electrónico a Nosotros a través del publicista de Stings, Sting y Shaggy dijeron que trabajar con Sting International en 44/876 fue un gran esfuerzo de equipo, muy divertido y el disco lo refleja. Sting International elogió la ética de trabajo de Sting. Todavía tiene la pasión y está dispuesto a hacer lo que sea necesario; Es un músico/artista especial y fue una de las mejores experiencias que he tenido. Sin embargo, se apresuró a agregar: Se hicieron cambios en la gran mayoría del álbum final que envié que no eran de mi agrado y definitivamente habría sonado diferente si me hubiera salido con la mía.

Basándose en sus décadas de experiencia y éxitos, Sting International se está embarcando en varios proyectos nuevos. Está abriendo un estudio de grabación en Brooklyn y trabajando en un documental sobre su música, que constantemente ha desafiado los géneros y al mismo tiempo los ha expandido. También está montando su propio sello discográfico centrado en un amplio espectro de música, incluidas producciones inéditas que se han convertido en las favoritas de sus sesiones de DJ. Me tomaré mi tiempo y pondré buena música; Me gustaría hacer lo que hizo Quincy Jones y componer arte musical, reflexiona. Cuando miras sellos como Atlantic o Columbia, no hay límites, así que no me importa de dónde vienen los éxitos, solo quiero publicarlos. Rayvon, Sting y Shaggy, alrededor de 1992, una foto promocional de "Big Up". Cortesía de Signet Records/Sting International

Video:

Ir arriba