Cómo Hillary Clinton ganó la votación popular pero perdió las elecciones

Donald Trump derrotó a Hillary Clinton anoche (8 de noviembre) para convertirse en el presidente número 45 de los Estados Unidos. El hombre que asumirá el cargo el 20 de enero de 2017 fue elegido para perder en casi todas las proyecciones principales, lo que condujo a la impactante noticia de que no solo ganó, sino que derrotó contundentemente a Clinton. Las elecciones presidenciales se deciden al obtener la mayoría de los 538 votos electorales de los Estados Unidos; al momento de la publicación, Trump aventajaba a Clinton 279 a 218, superando así los 270 necesarios para dicha mayoría.

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

barack obama

Juan McCain

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Pero, ¿qué significa todo eso? Es posible que escuche hablar mucho sobre cómo Clinton ganó el voto popular. En el momento de la publicación, de hecho superaba a Trump por unos 175.000 votos, según Associated Press. A medida que se siguen contando los votos favorables a Clinton en la costa oeste, ese margen parece aumentar. Entonces, si más personas votaron por Clinton, ¿por qué Trump ganó las elecciones?

Aquí es donde entra en juego el Colegio Electoral de los Estados Unidos. Ha existido desde que se redactó la Constitución por primera vez e, idealmente, se supone que protege contra muchos problemas percibidos que surgirían de un voto popular directo. Cada estado recibe una parte de los 538 votos electorales de los Estados Unidos en función de su población, con totales que van desde los 55 de California hasta varios estados con solo tres.

Esto puede parecer un amplio margen, pero en el panorama general, supuestamente nivela el campo de juego para estados escasamente poblados como Wyoming y Dakota del Norte, que podrían ver aún menos atención nacional si sus menos de un millón de habitantes fueran desviados. en los Estados Unidos más de 300 millones de electores. Sin duda, el país es un crisol de grupos sociales, y al otorgar una voz única a cada estado, se supone que el Colegio Electoral fomenta los intereses individuales que se verían absorbidos en un asunto en el que el ganador se lo lleva todo.

Relacionado

Carta de Moby a Estados Unidos: '¿Qué diablos te pasa?' (Exclusivo)

Volviendo a Clinton y Trump, Hillary ganó más votos en general, pero muchos de ellos provinieron de los mismos estados, como California y Nueva York. Independientemente de cuán decisivamente los ganes, solo puedes ganarlos una vez, y hay una cantidad determinada de votos electorales que ganas. El gran total de votos de Trump se distribuyó de manera más uniforme en todo el país y ganó muchos más estados, aunque a menudo por un margen estrecho.

imágenes falsas

¿Qué pasa con los terceros? A pesar de algunas demostraciones comparativamente sólidas, no han ganado un solo voto electoral en una elección presidencial desde 1968, y una crítica al Colegio Electoral es que es demasiado duro con los retadores de terceros partidos a los republicanos y demócratas. En lo que va del año, todo el campo (incluidos los Green Partys Jill Stein y los Libertarians Gary Johnson) se han combinado para obtener alrededor de seis millones de votos en los 50 estados. Es posible que escuche a algunos quejándose de cómo arruinaron la carrera por Clinton. Esto es posible en algunos estados, aunque extremadamente difícil de evaluar a nivel nacional, ya que obliga a adivinar qué candidato principal apoyarían estos votantes. Atribuir la derrota de Clinton a la votación de terceros a la luz del mapa electoral de este año es una exageración.

Relacionado

Hip-Hop reacciona a la victoria presidencial de Donald Trump: 'Solo en Amerikkka'

Potencialmente, esta sería la quinta vez que un candidato gana el voto popular pero no gana las elecciones. La compañía más reciente de Clinton es su colega demócrata Al Gore, cuyos partidarios superaron en votos a George W. Bush en 2000, pero perdió por poco el voto electoral a través del estado de Florida, muy disputado. La baja participación electoral a menudo se ha relacionado con este tipo de elecciones y, de hecho, ese factor también ha entrado en juego este año: cuando se hace el conteo final de Trump, es posible que haya ganado menos votos populares que John McCain en 2008 y Mitt Romney en 2012, su dos predecesores republicanos, quienes perdieron ante Barack Obama.

Para ganar este año, Trump no necesariamente obtuvo la mayor cantidad de votos, pero ganó la mayor cantidad de votos en los lugares correctos. Bajo el Colegio Electoral, eso es lo que importa.

Además, Zara Larsson sobre la elección de Trump: se suponía que era una broma, no se suponía que sucediera

Video:

Ir arriba